Inicio de sesión

Noticia

Auditoría especial a los giros directos que hace la ADRES a clínicas y hospitales, pidió el presidente Gustavo Petro

Foto: Juan Diego Cano - Presidencia

Con el nuevo modelo de atención en salud ya se han entregado 5.000 equipos que están en operación.

​​​Con el nuevo modelo de atención en salud ya se han entregado 5.000 equipos que están en operación.

El mandatario dijo que si los giros directos se demoran, también quiebran los hospitales públicos o privados.

Reiteró que el nuevo proyecto de reforma a la salud se presentará al Congreso con mensaje de urgencia.

Denunció que, mediante la manipulación de los softwares, los recursos públicos se están girando automáticamente a la corrupción.

Manizales, Caldas, 9 de mayo de 2024

Una vigilancia especial a los giros directos que haga la ADRES (Administradora de Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud) a clínicas y hospitales dentro del nuevo modelo de salud que impulsa el Gobierno del Cambio, pidió el presidente Gustavo Petro.

Durante su intervención en el Gobierno con los Barrios Populares que se desarrolló en Manizales, Caldas, el mandatario reiteró que los giros directos “corrigen” el problema que se ha venido presentando con las actuales EPS, que no les pagan a tiempo a clínicas y hospitales por los servicios prestados al usuario, a menos que sean entidades de su propiedad.

“El giro directo lo hace ADRES, ya no pasa por la EPS o a la clínica de la EPS, sino que va directo a donde facturaron. Se supone que, en teoría, es una solución, no solamente porque ya desde el Gobierno de (Juan Manuel) Santos venía implementándose en el régimen subsidiado, sino porque nosotros queremos ampliarlo con las EPS intervenidas por el Gobierno, entre ellas la más grande EPS de Colombia, que es la Nueva EPS. Entonces, giro directo aun en el régimen contributivo, pero si la ADRES no gira a tiempo, también quiebra el hospital”, aseguró el jefe de Estado.

Aceptó que, en ese aspecto, hay una crítica de la oposición que puede ser válida: “Si la ADRES se demora en girar, pues se hace lo mismo que la EPS que quiebra el hospital público o privado. Así que yo quiero una vigilancia especial sobre los giros directos, las auditorías, y que el sistema se haga prácticamente en línea”, insistió. 

Ojo con los softwares


El Presidente también previno sobre la manipulación de los softwares desde los que se hacen los giros directos a clínicas y hospitales. 

“¿Saben qué he encontrado en la administración nacional? Que los softwares ya automáticamente giran los dineros públicos a la corrupción”, afirmó el mandatario para referirse a “lo complejo que es el régimen de corrupción en Colombia: los algoritmos están modificados para que, aun sin que el director sepa, el ministro o la ministra mira para otro lado, pues el dinero público se gira directamente hacia la mafia de la corrupción”. 

Según explicó, esa situación la evidenció en el Fomag (Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio), “donde se robaban el dinero público y las contraprestaciones del magisterio”, parte del cual iba a parar a España.

“Son billones de pesos perdidos a través de un sistema que llega siempre a los mismos operadores, las mismas clínicas que atienden a los maestros y maestras. Queremos que el maestro y la maestra puedan escoger a qué clínica quieren ir. Eso aún no lo hemos logrado, el problema está en el software”.

Equipos de atención primaria


El mandatario también se refirió al nuevo modelo de atención primaria que se está implementando en todo el país, que ya cuenta con 5.000 equipos básicos de salud de atención primaria financiados y en operación. 

“Hay que llegar a 11.000, es nuestro objetivo. Este un programa ya está sobre ruedas, andando, hay que publicitarlo más”, indicó.

Al respecto, dijo que el sistema de salud de Colombia ha venido deteriorándose paulatinamente, al punto de que hoy solo existen unas siete EPS, del más de un centenar que se crearon con la Ley 100 de 1993.

“Es un sistema que se está muriendo, que se va a morir, pero el Congreso no aprueba el nuevo modelo y, obviamente, nos manda hacia la crisis, que no podemos tolerar. Por tanto, en los resquicios legales que tenemos estamos implementando un nuevo modelo de salud”, explicó.

El nuevo proyecto de reforma a la salud, dijo el mandatario, será presentado con mensaje de urgencia al Congreso, “porque la verdad el señor Iván Name (presidente del Congreso) quiso hundir las reformas del Gobierno, contrario a lo que dice la prensa”, aseguró.

Incluso, dijo que la reforma pensional también fue llevada al límite por el mismo legislador: “Duró un año sin meter el proyecto a discusión de la plenaria. Pero aún puede salvarse si la Cámara se pone pilas. Pero si el proyecto se aprueba, podremos elevar el número de viejos y viejas, adulto mayor, con un mayor nivel de bono pensional. El Congreso le debe esa reforma al país”.

(Fin/aga/fca)​