Inicio de sesión

‘Descubrieron en el siglo XXI la peor de sus adicciones: la adicción al dinero y al petróleo’, Presidente Petro ante el pleno de la 77 Asamblea General de la ONU


Intervención del Presidente Gustavo Petro ante la 77° Asamblea General de la ONU
Foto: Presidencia de la República

• “Mientras dejan quemar las selvas, mientras hipócritas persiguen las plantas con venenos para ocultar los desastres de su propia sociedad, nos piden más y más carbón, más y más petróleo, para calmar la otra adicción: la del consumo, la del poder, la del dinero”, dijo.

• En su intervención, el Jefe de Estado aseguró que “el dictamen del poder ha ordenado que la cocaína es el veneno y debe ser perseguida”, pero, “en cambio, el carbón y el petróleo deben ser protegidos, así su uso pueda extinguir a toda la humanidad”.

Naciones Unidas, 20 de septiembre de 2022.

“Cuando había que alejarse cuanto antes del carbón y del petróleo se inventaron una guerra y otra y otra. Invadieron Ucrania, pero también Irak, y Libia y Siria. Invadieron en nombre del petróleo y del gas. Descubrieron en el siglo XXI la peor de sus adicciones: la adicción al dinero y al petróleo”.

Así lo manifestó el Presidente, Gustavo Petro, en su primera intervención como Jefe de Estado ante la plenaria de la 77 Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), donde llamó la atención sobre el consumo de petróleo, gas y carbón en el mundo en detrimento de la existencia de la humanidad.

El Jefe de Estado colombiano llamó la atención sobre que “mientras dejan quemar las selvas, mientras hipócritas persiguen las plantas con venenos para ocultar los desastres de su propia sociedad, nos piden más y más carbón, más y más petróleo, para calmar la otra adicción: la del consumo, la del poder, la del dinero”.

En este orden de ideas, se cuestionó: “¿Qué es más venenoso para la humanidad, la cocaína, el carbón o el petróleo?”, para lo cual dijo: “El dictamen del poder ha ordenado que la cocaína es el veneno y debe ser perseguida, así ella solo cause mínimas muertes por sobredosis, y más por las mezclas que provoca su clandestinidad dictaminada, pero, en cambio, el carbón y el petróleo deben ser protegidos, así su uso pueda extinguir a toda la humanidad”.

“Estas son las cosas del poder mundial, cosas de la injusticia, cosas de la irracionalidad, porque el poder mundial se ha vuelto irracional”, sentenció.

Narró que el mundo reunió a los científicos, quienes dictaminaron que “se acercaba el fin de la especie humana, que su tiempo ya no es de milenios, ni siquiera de siglos” y sustentó que “la ciencia prendió la alarma y dejamos de escucharla. La guerra nos sirvió de excusa para no tomar las medidas necesarias”.

De hecho, consideró que “las guerras les han servido de excusa para no actuar contra la crisis climática”, razón por la cual dijo que estos conflictos “han mostrado cuan dependientes son de lo que acabará con la especie humana”.

En su intervención, aseguró que “el desastre climático matará centenares de millones de personas y oigan bien, no lo produce el planeta, lo produce el capital”, en la medida en que consideró que “detrás de la adicción a la cocaína y a las drogas, detrás de la adicción al petróleo y al carbón, está la verdadera adicción de esta fase de la historia humana: la adicción al poder irracional, a la ganancia y al dinero”.

“He aquí la enorme maquinaria mortal que puede extinguir la humanidad”, concluyó.

(Fin/for)

Audio

Video

Discurso