Inicio de sesión

Noticia

Mujeres del Pacífico celebran resolución que les garantiza su derecho al trabajo, a la alimentación y a la tradición

Foto: Ministerio de la Igualdad y de la Equidad

Mujer colombiana cocinando un pescado

​​​

Se trata de la resolución 0119 del 24 de enero de 2024 que permite la pesca artesanal e incidental de algunas especies protegidas.

El pescado es base fundamental de la gastronomía ancestral y el sustento económico para más de 4.500 familias.

 

Buenaventura, febrero 6 de 2024


Para las mujeres que viven de la pesca en Buenaventura y que lo venden en platones o lo ahúman para darle ese sabor ancestral, el Decreto 281 de 2021 les cayó como un baldado de agua fría; en la práctica representó para ellas una condena al hambre.

Ese decreto prohibía todo tipo de pesca, incluida la incidental o accidental, de algunas especies marinas como el tiburón y la raya, que hacen parte del producto que se logra en el Pacífico por pescadores de la región, de forma artesanal.

Yenny Palma recuerda que “en su momento, cuando nace el decreto, nosotras como mujeres ahumadoras, como madres cabeza de hogar, le elevamos un documento al entonces Presidente, diciendo que debían revisar y no prohibirnos trabajar, porque éramos muchas las que vivíamos de ese recurso".

“La familia, los antepasados nuestros, nos heredaron este trabajo. En un comienzo, desde la niñez, uno aprendió a pescar, a ahumar el pescado y de eso vivir, sobrevivir. De esto no dependemos no más nosotras, las ahumadoras, las platoneras; no, de esto dependen muchas personas", asegura Ana Rosa Rentería.

“Fue un decreto que no se consultó con las comunidades", manifiesta, por su parte, Mónica Mosquera. “Las mujeres nos sentíamos muy vulnerables, sentíamos que estaban pasando por encima de nuestros derechos, no entendíamos por qué nos estaban condenando a la pobreza, al hambre", asegura Yenny Palma.

​La nueva resolu​ción

La garantía del derecho a la alimentación y a la conservación de tradiciones ancestrales será garantizada ahora por una nueva resolución (0119 del 24 de enero de 2024), que permite la captura incidental de algunas especies de tiburón y del pez raya para consumo humano.

La resolución expedida por la AUNAP (Autoridad Nacional para la Acuicultura y Pesca), y que cuenta con el respaldo del Ministerio de Agricultura, se sustenta en el derecho a la alimentación de esas comunidades, el fortalecimiento de la economía popular y la conservación de las tradiciones ancestrales, en armonía con la preservación de los ecosistemas marinos del Pacífico.

Con esta medida se mantiene la prohibición de la captura dirigida, comercialización y exportación o reexportación de estas especies marinas.

De 176 especies, 11 de tiburón y 4 de raya dejarán de ser recurso hidrobiológico para considerarse recurso pesquero, única y exclusivamente en medio de una captura incidental del producto.

“Nosotras estamos muy contentas de no haber votado por un gobierno represivo, un gobierno que no nos dio la espalda. Un gobierno que hoy en día nos está respondiendo a todos los compromisos que hizo en campaña. Estamos contentas que, hoy en día, se venga al territorio a mirar las necesidades de nosotros los pescadores, las platoneras, las ahumadoras", afirma Sonia Monzón.

“Mi mensaje sería un llamado a la conciencia. Está bien que se cuiden los recursos, pero también hay que mirar que hay una población que vive de ese producto", concluye Ana Rosa Rentería.

Un equipo interdisciplinario conformado por técnicos del Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Igualdad y Equidad y la AUNAP se reunió el pasado fin de semana con mujeres ahumadoras, platoneras y comunidades del Pacífico.

El derecho al trabajo, a la alimentación y a la continuidad en sus tradiciones ancestrales fue uno de los llamados recurrentes de la comunidad, durante la agenda de Gobierno con el Pueblo en el Litoral Pacífico, que lideró recientemente el presidente Gustavo Petro Urrego en compañía de todo su gabinete.

 

(Fin/pvc/nth)