Inicio de sesión

Discurso

Palabras del Presidente Gustavo Petro en la sesión, ‘Liderando la carga a través de la nueva normalidad de la tierra’ En el marco del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés)

Foto: Cristian Garavito Cruz - Presidencia

Presidente Gustavo Petro ante el Foro Económico Mundial de Davos

Davos, Suiza, 18 de enero de 2023.

Déjenme hablar de política en general y hacerle una pregunta, quisiera que hiciéramos todos… Dos, quizás.

Una: ¿Se puede ser optimista, discursivamente, si cuando miran las estadísticas de acumulación de CO2 en la atmósfera encuentran que cada vez estamos peor?

¿Podemos hacer políticas y discursos políticamente correctos, cuando sabemos que lo que significan esas estadísticas es que vamos al punto de no retorno y que el punto de no retorno significa la extinción de la vida?

Mientras nos reunimos va pasando eso. Yo creo que a veces hay optimismos falsos que degeneran en inercias en la acción, en una falta de voluntad política, porque no queremos acometer las tareas que toca, porque si, como sabemos hoy, las cosas están empeorando, lo que estamos haciendo no está bien.

Nos estamos equivocando. Las sociedades, la política, el poder, la economía, el capitalismo y esta sería la segunda pregunta que haría, porque es una palabra que no se menciona, el capitalismo.

¿Puede, el capitalismo que hemos conocido en los últimos 30 o 40 años superar la crisis climática que ayudó a provocar?

Es una pregunta un tanto teórica, pero política esencialmente, porque si la respuesta es negativa, estamos perdiendo el tiempo mientras nos acercamos al punto de no retorno.

Es el último capitalismo que conocemos. Tiene un motor, una lógica. Ese motor es la ganancia ampliada, ampliar las ganancias de manera –y de ahí su marca en la historia– desregularizada, sin límites políticos o sociales.

A ese que tenemos ha provocado una especie de anarquía global de capitalistas individuales, empresariales, que tratan de maximizar su ganancia.

La ganancia está ligada en el capital a la productividad. Es decir, hacer más en menos tiempo. Y la productividad a la energía.

Y, realmente, casi que la única fuente de energía que se ha obtenido para ampliar la ganancia es el carbón, el petróleo y el gas.

Ampliar la ganancia va ligado a ampliar el cambio químico de la atmosfera, casi como una correlación. Eso hay que detenerlo si queremos vivir en el planeta ¿Ese capitalismo podrá hacerlo?

Los datos de hoy demuestran que no. Luego entonces, tendríamos que hacer una aseveración un tanto dura. Si ese capitalismo no es capaz, o la humanidad se extingue por el capitalismo, o la humanidad supera el capitalismo para poder vivir en el planeta.

Permítanme ir a una segunda parte de esta reflexión. Supongamos que, entonces, hay un capitalismo diferente al que vivimos en estos días. Lo voy a llamar técnicamente, un capitalismo descarbonizado, el capitalismo que podría superar la crisis climática.

Ese capitalismo tendría que hacer unos cambios fundamentales en la manera de vivir, de existir y de hacer la política y el poder hoy.

 

 

 

 

Por ejemplo, ese capitalismo tendría que decir, explícitamente, que la única manera para detener la crisis climática es llevar a cero el consumo del carbón y del petróleo, cero emisiones. Lo dice la ciencia.

Llevar a cero, significa eso en el terreno económico, que el capital ligado al petróleo, al carbón y al gas y sus complementarios tiene que desvalorizarse. Y ya.

Bien dijo (Albert Arnold) Gore (exvicepresidente de los Estados Unidos), ahora está manejando ese capital las COP (Cumbre Anual que realiza la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático) del mundo, para saber por dónde se guía la lucha contra la crisis climática.

Vamos mal. Si ese capitalismo descarbonizando pudiera existir, ese capitalismo tendría que aumentar el poder planificador de las naciones, la planificación pública y, correlativamente, algo que no conocemos, la planificación pública multilateral, democrática y global, porque éste es un tema global.

¿Por qué? Porque si se deja en el mercado y en el sistema de precios la solución de cambiar de unas energías a otras, resulta que las energías limpias no demuestran aún que hace más productivo el trabajo y, por tanto, no aumenta la ganancia y el capitalismo individual no va hacer la transición si eso no pasa.

Como es en el tiempo que necesitamos, quizá no pase, se necesita planificación pública, el reemplazo del motor de la ganancia por la planificación humana, que hoy no existe, para poder hacer la transición a escala global.

Eso significaría por ejemplo que las COP, que es lo que tenemos hoy, deberían tener poder vinculante.

Fíjense ustedes que el Tratado de la Organización Mundial del Comercio, si usted lo evade, por alguna razón, tiene una sanción, tiene un proceso. En cambio, lo que deciden las COP son sugerencias que un gobernante puede tener o no tener en cuenta, son apenas consejos.

Por qué un tratado de libre comercio sí es vinculante y las decisiones para salvar a la humanidad en el planeta no. Hay una diferencia en el poder.

Y eso sería un capitalismo descarbonizando, que las COP tengan poder vinculante. Es decir, que sus decisiones sean órdenes.

Implicaría que los tratados de la Organización Mundial del Comercio, que los tratados del Fondo Monetario Internacional, se supediten a los acuerdos del clima y no al revés, por ejemplo.

Implicaría una reforma al sistema financiero mundial que hoy no existe, por ejemplo.

Voy a terminar.

¿Cómo se financia la transición? Si vas a la COP –vengo de ella– de la COP 27, y me dijeron: endéudese.

Todos los países están sobreendudados. ¿Cómo nos vamos a endeudar más para hacer la transición? Propusimos algo que causó algo de risa, ¿y, por qué no se canjea, se cambia, la deuda que tienen los países y los procesos productivos por acción climática? De tal manera que se liberarán recursos presupuestales para cometer la adaptación y la mitigación.

¿Por qué no se desvaloriza la deuda mundial?, lo cual significa un cambio también en el sistema del poder.

¿Por qué existen paraísos fiscales en este momento, cuando eso debilita la financiación de la transición energética por ejemplo?

Estos temas, que abordaría un capitalismo descarbonizado, hoy no están en la discusión. Mientras no estén, no hay capacidad humana para pasar a una economía descarbonizada y las consecuencias podrían ser, el actual capitalismo es incapaz, puede perecer con la humanidad.

Puede que un capitalismo descarbonizado sea una simple ilusión y, lamentablemente, puede que comencemos los tiempos de la extinción si no somos capaces como humanidad de actuar políticamente en el camino en que en realidad disminuyan concretamente las emisiones de gases de efecto invernadero en la atmósfera.

Gracias.

(gjl/agp/jrp/zia/gaj)